viernes, 17 de septiembre de 2010

ELIAS OBEDECIO A DIOS




REFERENCIA BÍBLICA: 1 Reyes 18:20-40


VERSÍCULO CLAVE: "No tengas miedo porque yo, tu… Dios, estaré contigo dondequiera que vayas" (Josué 1:9).


CONCEPTO CLAVE: Amo a Dios y le obedezco, aunque muchas veces es difícil.


OBJETIVOS EDUCATIVOS: Al final de la clase de hoy los niños podrán:
1. Dramatizar la historia de Elías y los profetas de Baal.
2. Explicar por qué fue difícil para Elías obedecer a Dios.
3. Contar cómo ellos obedecen a Dios.

APLICACIÓN A LA VIDA DIARIA:
Aún en la vida de los niños pequeños hay situaciones cuando es difícil obedecer a Dios. Por ejemplo, es difícil decir siempre la verdad. Es difícil compartir los juguetes con sus amiguitos. A veces es difícil ayudar a sus hermanitos y a sus padres. Elías tenía que hacer algo muy difícil para Dios y se sentía sólo. Pero realmente no estaba solo porque Dios estaba con él ayudándole. Durante la semana con la ayuda de sus padres, los niños repetirán todos los días frases que les ayudarán a recordar que no están solos y que Dios ayuda a los niños que le obedecen.

CANCIONES: Comience la clase de hoy cantando canciones acerca de personas que han obedecido a Dios. A los niños les encanta utilizar instrumentos y moverse cuando cantan. Dé libertad para que expresen su alegría y alabanza a Dios.


JUEGO: "Situaciones Difíciles". Esta actividad les demostrará lo difícil que es a veces compartir lo que uno tiene con otro. Por ejemplo, usted puede tener una canasta de dulces (golosinas) de diferentes tipos (o dividir chocolates en pedazos de diferentes tamaños) y entregar dos a un niño. Diga al niño que si él tiene dos dulces y un amiguito no tiene nada, ¿qué puede hacer? El niño se enfrenta al dilema de si debe dar algo al otro niño o no. También si debe dar lo mejor al otro o quedarse con lo mejor para él mismo. Haga esto varias veces con diferentes niños. Al final entregue un dulce a cada uno. Pregunta: ¿cuándo es difícil obedecer a Dios?


HISTORIA: En un papel económico o en un pizarrón haga dos columnas. (Recuerde que los papeles deben estar pegados a nivel bajo para que los niños puedan ver cuando estén sentados en el suelo). Comience la actividad diciendo que a veces nos sentimos muy solos cuando estamos obedeciendo a Dios. La Biblia (abra su Biblia en el libro de 1 Reyes) nos habla de un hombre llamado Elías que tuvo que obedecer a Dios en un momento muy difícil y cuando se sentía muy pero muy solo. Ponga la figura pequeña de Elías en la columna a la derecha. Explique que en el aula encontrarán figuras de hombres que representan los enemigos de Elías. Eran sacerdotes de una religión mala. Permita buscar las figuras. Cada vez que encuentren una figura pueden pegarla en la columna a la izquierda. (No tienen que estar pegadas en filas rectas. Deje que ellos las peguen allí como quieran). Cuando hayan encontrado todas las figuras deben sentarse en un círculo frente a las columnas. Pregunte cómo se habrá sentido Elías al estar sólo y contra tantos enemigos de Dios. Deje que contesten. Si no pueden contestar, ayúdeles a pensar. ¿Se sentía con
miedo, quizás? ¿Quería obedecer a Dios o quería huir de allí? ¿Qué piensan? Se sentía muy pequeño frente a tantos, ¿verdad? Pero les cuento una cosa. Elías no estaba sólo. Bueno, parecía que estaba solo, ¿verdad? Pero alguien estaba con Elías. ¿Saben quién? Dios estaba con Elías. Y cuando uno tiene a Dios a su lado (aunque no le pueda ver) ¡no es tan pequeño! (tape la figura pequeña de Elías con una grande) y ¡no se siente tan sólo! Cuando Dios está a nuestro lado, sabemos que podemos obedecerle y Él va a cuidar de nosotros. Así que la Biblia nos dice (muestre en su Biblia donde queda la historia) que los malos sacerdotes querían tener una competencia con Elías… (cuente en palabras fáciles lo que pasó). Cuando llegue a la parte de construir altares, pida que le ayuden a "construir" dos altares con cajas de cartón.
Un altar puede representar el de los sacerdotes malos. Explique lo que hicieron para "llamar" a su dios. Pida que dramaticen lo que hicieron los malos. Un niño o usted puede tomar el papel de Elías, burlándose de ellos, etc. Bueno, cuando se cansen un poco, deben volver a sentarse. Mientras que los "sacerdotes" estén llamando a su dios, deben "tumbar" el altar de Elías. Cuando llegó el turno de Elías, Dios le habló (Elías sabía que Dios estaba con él porque escuchó su voz). Elías tuvo que reparar su altar. Tomó 12 piedras (que un niño tome 12 cajas y haga otro altar). Una vez que tenía el altar listo, hizo un canal alrededor del altar, un canal grande y puso encima del altar un sacrificio. Luego dijo: "Llenen cuatro cántaros de agua y vacíenlos sobre el altar con su sacrificio y sobre la leña". (Muestre el agua. Luego ponga papel color celeste alrededor del altar para representar el agua). Siga contando la historia. Cuando descendió fuego del cielo. Si está realizando la clase adentro, prenda una vela encima del altar para representar el fuego. Pero si están afuera y tienen ayudantes suficientes para cuidar a los niños, prenda fuego en las cajas y deje ver cómo el fuego que descendió del cielo consumió todo. Los niños pueden observarlo y jamás olvidarán lo que Dios hizo para Elías. Tampoco olvidarán la obediencia de Elías aún en un momento difícil. (Nota: es importante hacer esta actividad sólo y cuando tenga suficiente ayuda para que nadie corra peligro). Para terminar, regrese al aula o siga afuera, pero hable de las cosas difíciles que a veces tenemos que hacer.






MANUALIDAD: Una manualidad que ayudará a recordar que Dios estuvo con Elías se encuentra adjunta. Saque una copia para cada niño y provea de pedazos de cartulina café o fideos (pastas) para que ellos peguen sobre las figuras que representan las piedras del altar. Ayude a dibujar el fuego del cielo bajando al altar y luego pegar una figura de Elías (adjunta) junto al altar. Mientras trabajan pueden cantar o seguir memorizando el versículo cuyas palabras dará a los niños la confianza de que Dios está siempre junto a ellos no importa dónde ni cómo estén.Cubre las figuras de las piedras del altar con pedacitos de cartulina café o fideos (pastas) El maestro te ayudará a dibujar fuego del cielo bajando sobre el altar y luego pega la figura de Elías junto al altar.




REFRIGERIO Y CONCLUSIONES: Tome un momento para expresar en oración su gratitud porque Dios está siempre con nosotros y nos ayuda a hacer su voluntad (obedecerle) aún cuando es difícil. Luego sirva el refrigerio preparado y aproveche el tiempo mientras se sirven para seguir hablando sobre el tema y confirmar que Dios está siempre con nosotros.




TAREA:




Nombre del Niño:_______________________________________________________

TEMA: ELIAS OBEDECIO A DIOS

Lectura de la semana: 1 Reyes 18:20-40


1.-¿A ti como niño que cosas se te hacen difícil a la hora de obedecer a Dios? Por ejemplo: Decir siempre la verdad.

2.- ¿Qué tenía que hacer Elías para Dios?

3.- ¿Por qué Elías se sentía sólo?

4.- ¿Qué hizo Dios para Elías, para que él supiera que no estaba sólo?

5.- ¿Cuándo es difícil obedecer a Dios?

6.- ¿Qué representa la nube sobre Elías?

7.- Aprender de memoria: "No tengas miedo porque yo, tu… Dios, estaré contigo dondequiera que vayas" (Josué 1:9).





Recuerda que la tarea hay que traerla la próxima semana, y también el versículo aprendido. Dios te bendiga y que tengas una semana llena de bendiciones, y no olvides
¡DIOS CUENTA CONTIGO SIEMPRE PORQUE ERES IMPORTANTE PARA ÉL !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada